Espacios Espacios Espacios Espacios

[Reseña] La magia de ser Sofía

24 mar. 2017



No os podéis ni imaginar las ganas que tenía de leer esta nueva novela de Elísabet Benavent. Tenía muchas, muchas, pero que muchas ganas. Esta historia tenía pinta de ser de esas que me enamoran por completo desde la primera palabra hasta la última y cuando me llegó a casa por sorpresa casi me echo a llorar de la emoción. Pues bien, una vez leído no me he equivocado en absoluto en lo que me esperaba porque La magia de ser Sofía seguro que se cuela en mis mejores lecturas de 2017.

Sofía está muy contenta con la vida que lleva a pesar de los palos que le ha dado la vida. Trabaja en la Cafetería Alejandría, un sitio que desprende magia y acoge a todo a aquel que entra, y en el que siente que es su verdadero sitio. Ha aprendido a quererse a sí misma tal como es y, además, después de la experiencia que tuvo con su ex novio se aleja del amor para no implicarse demasiado. Sin embargo, al Alejandría entrará todos los días Héctor, un chico con el que mantendrá una relación de tira y afloja pero a sabiendas de que lo que hacen está mal. Pero el amor no entiende de maldades y es inevitable que ambos se sientan atraídos el uno por el otro. ¿Cómo saldrá toda esta historia? ¿Será capaz Sofía de volver a amar? ¿Y caerá Héctor en la magia de Sofía?

—Entonces, ¿cómo me quieres? —me volvió a preguntar mirándome fijamente
—Yo te quiero para siempre. Por y a pesar de. Eres el amor de mi vida.

Elízabet Benavent tiene un don muy especial a la hora de escribir historias y yo me enamoro de cada una de ellas. Ésta en especial es la que más me ha llegado de todas las que ha escrito porque ha sido muy fácil sentirme identificada con ambos personajes y con muchas escenas del libro. Tiene partes que me han hecho emocionarme, reír, llorar, pensar y es que no hay nada mejor que una novela te haga sentir todo ese tipo de cosas mientras lo lees. Luego la historia está narrada intercalando las voces de Sofía y de Héctor para contarnos las dos versiones y como lo ven cada uno de ellos. Tengo que decir que la narración tanto de Sofía como de Héctor son maravillosas y no me he cansado de leerlos nunca, algo que suele ocurrir muy pocas veces ya que solemos tener preferencia por uno u otro personaje. Es más, hay una peculiaridad en la narración y es que Sofía, de vez en cuando, nos cuenta la vida de su mejor amigo desde su perspectiva y me ha llamado mucho la atención esta parte en concreto por la originalidad que ha tenido la autora dentro de la trama del libro.

Ahora les toca el turno a los personajes:
Sofía, nuestra protagonista, trabaja en el bar Alejandría porque es lo que más le gusta y le llena ahora mismo. Está, después de mucho tiempo, contenta consigo misma por muchas cosas a pesar de siempre estar recibiendo pullas por parte de su madre por no tener la vida que ella esperaba para su hija. Este personaje me ha parecido, de lejos, lo más perfecto (dentro de lo imperfecto) que he leído en mi vida. La autora ha creado una chica que no es impecable tanto por fuera como por dentro, sino que ella misma tiene sus propios problemas con los que lidiar, como por ejemplo no ser suficiente para alguien por el mero hecho de estar entrada en carnes. Y eso es lo que más me ha gustado de ella, que fuera tan real y alguien con quien es tan sumamente fácil reconocerse. Además, tiene una personalidad arrolladora que llama mucho la atención y que ha sido una completa maravilla poder leer.
Y luego tenemos a Héctor, el chico que viaja a Madrid para reflexionar consigo mismo y saber si realmente es feliz con la vida que tiene. Este personaje me ha parecido igual de perfecto e imperfecto que Sofía pero a su propia manera. Él sí que se nos describe como un chico atractivo desde la primera vez que aparece, pero a lo largo de la novela te vas dando cuenta de que esta imagen que puedes tener en la cabeza queda eclipsado totalmente por todos esos miedos y defectos totalmente normales en una persona humana. Eso sí, había veces en la que su comportamiento no me pareció muy adecuado porque lo que estaba haciendo me parecía muy poco sincero con ambas partes de su vida en ese momento. Aun así, me ha parecido un personaje con un toque único y con el que he disfrutado mucho.

—Es vintage. Es muy cutre, ya lo sé. Pero lo vi en el Rastro  y me acordé de ti —me contó. Sonreí. Me encantaba. Antes de que pudiera decírselo, acercó su silla a la mía y lo cogió—. Me dijiste que te gustaban las cosas que brillan y este brilla por dos.
Reguló el espejo para que reflejara mi cara y me miré.
—No soy muy bueno con las palabras —añadió con una sonrisa tímida— ¿Entiendes por qué brilla por dos?
—No
—Mírate. Tú también brillas.
—¿Qué?
—Que brillas. Y no lo sabes.
Joder, no. Eso no.

El libro tiene sus cuatrocientas páginas y en ningún momento se me han hecho pesadas, al revés, me ha dado mucha pena que la historia se me estuviera haciendo tan corta de lo mucho que la he disfrutado. El romance que se crea entre los personajes es uno de los más bonitos y reales que he leído en mucho tiempo y todo porque se cuece a fuego lento, con ellos dos cogiendo y deshaciendo la distancia por algo que no debería estar pasando entre ellos. Me ha parecido una trama de lo más simple pero llevada de una manera extraordinaria, tocando, además, temas muy poco usados en la literatura, como lo es que la protagonista no tenga absolutamente nada de perfecta y Héctor tampoco, sino que ambos sean completamente reales y cercanos. Elízabet Benavent sabe cómo atraparte para no dejarte escapar de sus páginas escribiendo con mucho mimo los capítulos y con un sentimiento que te lo transmite. Sin duda, La magia de ser Sofía ha sido todo un descubrimiento para mí ya que sabía que me iba a gustar pero no que lo fuera a hacer tanto como lo ha hecho.

Y por último, os voy a hablar un poco sobre el final de esta primera parte que, sin duda, te deja con esas ganas impresionantes de ponerte con su segunda y última parte de la bilogía. Tengo que decir que aunque acaba de una forma en la que todos podemos esperar cómo sí que es verdad que a lo largo de la novela he ido dudando mucho porque con esta autora nunca se sabe, y así fue, ya que hasta el último capítulo todo no se da la vuelta.

En definitiva, La magia de ser Sofía es un libro que, simplemente, desprende magia y muchos sentimientos en sus páginas. Con unos personajes que llegan muy hondo por esa profundidad y toque único que les ha dado Elízabet Benavent. Una novela de la que me esperaba mucho y que me ha acabado gustando más de lo que creí al principio. Tenéis que leerla.


¿La habéis leído? ¿La leeréis? 😍😍
¡Dejadme un comentarios y me lo decís! 💖

[Reseña] El verano de las segundas oportunidades

20 mar. 2017



Tenía muchas, muchas ganas de leer algo de Morgan Matson. Todo lo que he leído de ella y sus libros es bueno y que sus historia son maravillosas, así que, aprovechando la nueva novedad de la autora con La Galera, me hice con él libro. Pues bien, esta novela no ha sido para nada lo que me esperaba y no ha terminado de gustarme... Os cuento porqué.

Taylor está acostumbrada a huir en cuanto su vida se complica y tiene algún problema. Lleva haciéndolo mucho tiempo, y  esto ha traído sus consecuencias, pero ahora ha ocurrido algo de lo que no va a poder escapar y a lo que tendrá que enfrentarse. Además, afrontar lo que está por llegar significa volver a la casa donde veraneaban hace cinco años y donde se encuentra Henry, su primer amor, y su ex mejor amiga con los que no tiene muy buena relación. Este verano va a ser muy diferente para Taylor, en todos los sentidos. Y aprenderá el verdadero significado de las segundas oportunidades.

Y me he dado cuenta de que los Beatles se equivocaban. El amor no es todo lo que necesitamos; el amor es todo lo que hay.

Cuando comencé a leer este libro tenía como una idea preconcebida de lo que me iba a encontrar en él por lo que leí en la sinopsis, sin embargo, lo que realmente hallé fue totalmente distintos a lo que me esperaba. Os lo explico. Esta novela, de primeras te la venden como una historia de amor, de rencuentro, de segundas oportunidades... pero este tema es lo secundario de la trama. La historia se centra en aspectos que no tienen nada que ver con esto. Es decir, sí que hay romance pero en una medida que para mí me supo a poco para todo lo que me esperaba. Al final, la trama que verdaderamente tiene el libro me ha interesado mucho más que el amor entre los protagonista pero me toca la moral que lo vendan de esa manera porque es lo que más interesa.

Vayamos ahora con los personajes:
Taylor, nuestra protagonista, es una chica que lleva una vida de lo más normal. Sin embargo, algo que hace mucho es huir de cosas que se complican. Esto le ha llevado algún que otro problema en el pasado y volver a revivirlos por volver a la casa de verano no le hace mucha gracia. Este personaje, a medida que iba leyendo, me fui dando cuenta de que tenía una personalidad entre madura en infantil. No acabé de entenderla del todo ya que en un capítulo podía tener la actitud de una niña pequeña y al siguiente cambiar radicalmente y coger los problemas de frente, haciéndome ver que el personaje estaba desarrollándose. En definitiva, le encontrado cosas buenas y no tan buenas pero realmente tampoco le he dado mucha importancia.
Luego tenemos a Henry, el chico de la historia. De este personaje sabemos muy poco durante toda la novela, y lo que vamos sabiendo parece que sale a la fuerza y la verdad es que me hubiera gustado saber más de él. Y volviendo a mencionar lo dicho anteriormente de que la trama del libro que yo esperaba no es lo que me habían vendido tengo que decir que las apariciones de este personaje en la historia puedo contarlas con las dos manos y he echado en falta más interacción entre ambos personajes. La autora, para mí, ha relegado al chico en segundo plano y casi se olvida de él. Pero en definitiva, lo poco que he podido descubrir de él ha sido un chico real y cercano.
Y  no quiero dejar pasar los personajes sin mencionar al padre de Taylor, en quien se centra (esta vez sí) la trama. Ese hombre es un pozo de sabiduría y se nota lo mucho que quiere a su familia. Cada vez que aparecía en escena yo no quería que se fuera por lo bien que me lo he pasado con él y sus diálogos. Es lo que más he disfrutado del libro, sin duda.
i’ve read that - Second Chance Summer by Morgan Matson
—Y, bueno, pequeña. ¿Tu madre de verdad dijo que fuera tu hermano a por la pizza?
Traté de esconder una sonrisa mientras tiraba de un hilo suelto en el extremo de mi camiseta y me encogí de hombros.
—Puede que sugiriera que lo hiciera algunos de los dos. He decido delegar la tarea a él.

El libro llega las cuatrocientas cincuenta páginas de extensión y aunque lo he leído de forma muy rápida me ha parecido que la autora la ha alargado de una forma que no era necesaria. En muchos momentos, lo que se nos contaba no tenía la más mínima relevancia dentro de la historia o el capítulo se basaba únicamente en lo que la protagonista hacia desde que se levanta hasta que se acuesta sin nada interesante que saber o que ocurriera. Eso sí, la autora tiene una forma de escribir que me ha gustado mucho y que me ha sorprendido ya que debido a que esta historia no ha sido de lo mejor para mí, al menos, me quedo con que la narración de Morgan Matson es preciosa y me han dado ganas de volver a leerla en algún otro libro.

Y por último, el final es lo que puede que más me haya gustado de la novela. Peca un poco de demasiado dramatismo pero era lo que pedía a gritos la historia así que me ha parecido muy buen cierre para el libro y, además, he soltado alguna lágrima por cómo termina todo.

En definitiva, El verano de las segundas oportunidades ha sido un libro con el que he encontrado una historia totalmente distinta a lo que yo me esperaba y me vendían desde fuera, con una trama que la autora ha alargado demasiado y con unos personajes que no me han terminado de convencer, a excepción de uno de ellos y todo lo que gira alrededor de él que es lo que más me ha gustado.


¿Habéis leído a esta autora? ¿Esta novela os llama la atención? 😃
¡Dejadme un comentario para leeros! 💘💘