Espacios Espacios Espacios Espacios

12 dic. 2017

[Reseña] El reto del multimillonario



Cuando AmazonCrossing me recomendó dos libros para que los leyera este me llamó mucho la atención por su portada. Además, el nombre de la autora ya me era familiar y al investigarla descubrí que había leído la primera parte de una de sus sagas y que incluso la había llegado a disfrutar por lo que me animé mucho más con esta novela. Sin embargo, se me ha quedado bastante floja...

El reto del multimillonario nos cuenta la historia de Dante Sinclaire, un detective de la policía de Los Ángeles que tras una operación de arresto pierde a su mejor amigo y compañero. Dante se siente muy culpable por lo ocurrido y para despejarse de todo decide volver al que fue el pueblo de su infancia, Amesport, donde tiene una casa que nunca utiliza. Allí se le asignará una doctora que se encargará de cuidarlo de las heridas con las que salió de ese asalto. Sarah Baxter tendrá que luchar con la cabezonería y carácter de Dante, además de la atracción que siente por él. Y por otro lado el instinto protector de Dante hará que no pueda separarse de ella. Juntos tratarán de sanar las heridas de sus pasados y tendrán que enfrentarse a miles de obstáculos. 


—¿Echas de menos tu trabajo? Sé que no puedes quedarte aquí para siempre.
—Voy a quedarme hasta que atrapemos a ese cabrón. Estaré de baja tanto tiempo como sea necesario.
El hecho de pensar que Dante podía irse le destrozó el corazón.
—El tema podría alargarse mucho —dijo ella con tristeza.
—Entonces tendrás que aguantar mi mal carácter durante todo ese tiempo —murmuró Dante.


La verdad es que cuando empecé a leer este libro no llevaba nada de exceptivas puestas en él y es que prácticamente tampoco sabía muy bien de qué iba a tratar tampoco. Me adentré totalmente a ciegas y aunque lo que he leído me ha gustado y entretenido se me ha quedado bastante flojo. Esto es debido a que, primeramente, todo pasa muy lento al principio y muy rápido cuando ya te has introducido en la historia, es decir, el comienzo de la novela es bastante pausado por la introducción pero en cuanto la autora mete materia interesante pasa muy deprisa y apenas puedes asimilarlo. Además, la trama tampoco es que tenga nada revolucionario y que me haya hecho sorprenderme en algún que otro punto de la historia. Todo ha sido bastante lineal y lo único más llamativo, por así decirlo, podría ser algunas cosas que se van sabiendo de los personajes y que se descubren poco a poco, a medida que vas leyendo y que están bien repartidos a lo largo de la lectura. Por otra parte, la pluma de la autora está bastante bien, simple y directa, y me ha gustado como escribe esta mujer pero, como ya he dicho, he tenido problemas a la hora de engancharme, sobre todo al principio. Y luego, está narrada en tercera persona y podemos ahondar un poco en los pensamientos de ambos protagonistas, Sarah y Dante, y aunque fue raro acostumbrarme a este tipo de narración en seguida me hice con ella. 

Vayamos ahora con los personajes:
Empecemos con Sarah, una de las protagonistas, quien se marchó de la gran ciudad a un pueblo, donde ahora es médica de un centro, para huir de alguien que le hizo daño. Desde entonces no ha tenido muchas relaciones y apenas tiene amigos. Sin embargo, cuando le encargan el cuidado de Dante Sinclair todo su mundo dará un vuelco y empezará a experimentar cosas que nunca antes había tenido por culpa de su aislamiento. Este personaje, si os soy sincera, no me ha transmitido mucho durante la lectura del libro. Con esto quiero decir que sí, me ha gustado como personaje porque la autora le ha dado ese toque de chica intelectual con las cosas muy claras pero luego no ha sido capaz de trasladar aquello que quiere dar a entender. Había ciertos momentos en los que no llegaba a entender del todo y otros en los que podía sentirme identificada con ella. En fin, no ha sido un mal personaje pero no me ha convencido del todo como me gustaría.
Y luego tenemos a Dante, un detective de la policía de Los Ángeles que tras perder a su mejor amigo y compañero se vuelve a su pueblo natal para recuperarse. Allí estará al cuidado de Sarah, la única médico del pueblo y quien le atraerá más de lo que piensa. A pesar de que solo quiere pasar una noche con ella se dará cuenta de que esa mujer puede cambiarle el modo de ver el amor. Este personaje me ha gustado un poco más que el femenino debido a que sí que he llegado a comprender aquello que quiere transmitirnos y me ha llegado a tocar el corazón con ciertos temas que trata de superar. Tiene toques muy pícaros y divertidos que me han hecho reír en más de una ocasión y lo que he podido descubrir poco a poco me ha ido gustando.


—¿Qué pasa? —preguntó Dante con curiosidad desde el asiento del conductor.
Sarah intentó ordenar sus pensamientos.
—Nada. ¿Por qué?
—Ya no sonríes. No me gusta —respondió con brusquedad.
¿Había sonreído? Quizás sí. En realidad, lo que había hecho era pensar en él.


Ahora bien, el libro es bastante finito porque no llega prácticamente ni a las trescientas páginas. Lo único que puedo destacar aquí es lo que he comentado anteriormente de que al principio se me hizo un poco pesado, por toda la introducción que mete la autora y algunos detalles que he visto que a lo mejor hubieran sido innecesarios para la historia, pero que luego, en cuanto ambos protagonistas llegan a conocerse y vas entrando en lo que es la verdadera trama todo se asienta y se vuelve más estable, aunque aun así creo que coge demasiado ritmo para mí gusto y se podría haber distribuido mejor, incluso metiéndole más páginas. Esto mismo me ha pasado con la relación amorosa de Sarah y Dante, que no me la he creído en absoluto. Se produce un instalove demasiado precipitado tan sólo en las primeras páginas, es decir, con tan solo conocerse. Además, no es tampoco que se comenzara con una tensión sexual que se fuera desarrollando poco a poco para acabar en enamoramiento, no. Es procesarse amor eterno muy pronto y sin apenas conocerse. En general, El reto del multimillonario no ha sido todo lo que podía esperarme de él y pueden mejorar muchas pero que muchas cosas. Aun así está entretenida para pasar una tarde de desconexión.

Y por último el final, como os podéis llegar a imaginar, es de lo más predecible. Sí que es verdad que la autora ha intentado meter un giro de trama en el último momento, que en realidad está muy trillado ya, y que no ha sido para nada sorprendente porque llega al mismo final que yo esperaba. Este libro es una primera parte y las demás hablarán de otros personajes secundarios por lo que imaginándome quienes serán, en realidad, tengo ganas de leerlos y ver que pueden aportar.

En definitiva, El reto del multimillonario es una historia que tenía buena pinta y aunque me ha gustado y me ha entretenido es bastante simple, sin muchas complicaciones, con unos personajes que no están mal pero que tampoco aportan mucho, una pluma normalilla y un desarrollo previsible. Si buscáis un libro corto para pasar la tarde es perfecto.


¿Os llama la atención? ¿Lo leeríais? 😉😉
¡Dejadme un comentario y os leo! 💘💘

8 dic. 2017

[Reseña] Yo soy Eric Zimmerman




Volvemos a la carga con otro libro de Megan Maxwell (ya hacía mucho que no aparecía por aquí ¿eh? jajajaja), esta vez con una historia que ya conocía e incluso he leído pero ahora contada desde el punto de vista de un personaje que, en su momento, ya me gustó y me enamoró. Pues bien, os voy a contar que me ha parecido pero adelanto que, para mí, este es el libro más flojo de la autora

Yo soy Eric Zimmerman nos cuenta, así para refrescar un poco la memoria, la historia de Eric, un empresario alemán que tendrá que viajar a España por temas de negocios tras quedarse al frente de la empresa familiar por la muerte de su padre. Allí conocerá, en unas extrañas circunstancias a Judith, una española con mucho carácter pero preciosa que le llamará la atención desde el primer momento en que la ve. Su plan es seducirla para atraerla a los juegos sexuales que él practica pero Eric no contaba con que Judith iba a meterse muy profundamente en su piel, hasta tal punto de llegar a enamorarse perdidamente. Ambos son  totalmente polos opuestos pero hay una fuerza que los une irremediablemente. Las dos primeras partes de la saga en un tomo que te hará revivir esta historia con otro toque distinto y especial. 


Dicen que los polos opuestos se atraen, pero, en nuestro caso, se atraen para chocar. Para chocar con dureza
.


Justo en el momento que terminé de leer Cincuenta Sombras de Grey me puse a investigar por Internet novelas de ese mismo estilo que pudieran gustarme y así fue como me topé por casualidad con los libros de Pídeme lo que quieras de Megan. Me le leí la trilogía entera de un tirón y el personaje de Eric me robó el corazón. Pues bien, sinceramente, mejor me hubiera quedado con el Eric que conocí antes de esta nueva historia... Os cuento. Lo que me he encontrado en este libro me ha sorprendido porque no es lo que yo me esperaba, la verdad. Es como si fueran personajes totalmente distintos el de una novela y el de otra. Además, tampoco es que este libro añada mucho a lo que ya era la historia principal y ha habido algunas partes que me han aburrido. Luego, aquellas escenas que realmente quería descubrir desde el punto de vista de Eric pasan muy desapercibidas y tan sólo con un párrafo de narración, mientras que las escenas de sexo hay muchas y muy detalladas, algo que se podía haber ahorrado. La forma de escribir de Megan sigue en la misma línea, simple pero adictiva y con ello no he tenido ningún problema. Y bueno, como ya sabemos, es Eric quien narra enteramente esta historia y ya que como personaje no me ha terminado de gustar del todo pues este libro ha sido un poco de decepción. 

Vayamos ahora con los personajes, que aunque son los mismos tengo cosas que decir de ellos:
Empecemos con Eric, nuestro protagonista en esta ocasión. En la saga principal pudimos conocerlo tal y como Judith nos lo relataba, sin ahondar mucho más en él, ya que ella era la narradora pero ahora en este libro vamos a poder desnudarlo al completo y meternos de lleno en sus pensamientos. Este personaje ya he comentado que me llegó a gustar mucho en su momento por lo que poder descubrirlo aún más tenía pinta de que iba a ser genial y por ello tenía muchas ganas. Sin embargo, a medida que iba leyendo fui dándome cuenta de que ciertos pensamientos e incluso actitudes que tiene  lo largo de la trama no me gustaban para nada. Es como si el personaje de la saga hubiera cambiado por completo en esta y apenas podemos reconocerlo. Muchas de las escenas en las que hay peleas entre él y Judith son de risa, sobre todo, por lo que a Eric se le va pasando por la cabeza... No tiene sentido alguno. En fin, ha sido una interesante forma de ver esta historia desde otra perspectiva pero no me ha terminado de convencer en absoluto y ha sido una pena. 
Y luego tenemos a Judith, la española que cae rendida ante Eric pero que sabe cómo mantenerlo a raya. Este personaje me gustó muchísimo por su carácter tan fuerte y su personalidad tan única. En cambio, en esta novela he tenido la sensación de que esto pasa totalmente desapercibido, es decir, que es un personaje que no tiene tanta relevancia como la tuvo Eric en su momento y esto no me ha gustado demasiado porque Judith es un personaje muy especial en estos libros y que marca la diferencia en ellos. 


—Cuando esté dispuesto a comportarse como un hombre y no como un ser todopoderoso al que no se le puede negar nada, quizá lo llame.


El libro tiene sus casi quinientas cincuentas páginas por lo que es bastante largo. También hay que tener en cuenta que en él tenemos dos libros en uno. A pesar de esto, podemos encontrar capítulos cortos y para nada densos que hacen que la lectura sea mucho más ligera. Además, para aquellos que ya estamos acostumbrados a la forma de escribir de Megan sabemos que es muy fácil engancharte a la historia así que esto no será un problema. Aun así, sí que tengo que decir que tuve un pequeño parón al principio de la trama porque no terminaba de arrancar del todo y me costó pillarle el punto. Por otra parte, la relación entre Eric y Judith en este libro pasa sin penas ni gloria, es decir, en un visto y no visto ya están muy enamorados el uno del otro. Para mí, el romance ha ido a toda mecha y sin frenos pero bueno, en realidad, ya sabemos cómo se iba a ir desarrollando todo. Incluso así me lo esperaba de otra manera. En general, este libro está muy en la línea de la autora pero estoy segura de que la historia podría haber dado mucho más de sí y por ello me he quedado con una sensación muy rara en el cuerpo.

Y por último, el final de esta primera parte termina con el final del segundo tomo de la saga principal por lo que para que aquellos, como yo, que ya la hayan leído sabemos perfectamente cómo se nos va a dejar la historia. Sí que es verdad que, a pesar de que no ha sido todo lo que yo esperaba, sí que me ha dejado con ganas de seguir leyendo y ya descubrir los otros dos libros que faltan de la mano de Eric así que seguro que me haré con él para ver qué tal.

En definitiva, Yo soy Eric Zimmerman es un libro al que le tenía ganas porque la saga principal me encantó y el personaje de Eric me enamoró. Sin embargo, lo que me he encontrado no ha sido lo que esperaba y hubiera preferido quedarme con el personaje que ya había idealizado yo misma. Aun así, sigue enganchando mucho y la autora sigue en su línea por lo que si te gusta, adelante con él. 


¿Habéis leído este libro? ¿Y a Megan Maxwell? 😏😏
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕