Espacios Espacios Espacios Espacios

12 nov. 2017

[Reseña] Turbulencias



Whitney G. ya me había sorprendido mucho con su anterior novela que Phoebe había publicado en España: Una noche y nada más, así que cuando vi que iban a publicar esta también y que, además, tenía una pinta increíble quise hacerme con ella como fuera. Tuve la suerte de que me tocara en el sorteo de la editorial así que he podido disfrtar muchísimo de ella y hoy os traigo mi opinión sobre esta original historia llena de turbulencias que me ha encantado poder descubrir. 

Turbulence by Whitney G. This is the new 5 stars novel i read. Worth reading every word...
Turbulencias nos cuenta la historia de Gillian, una chica que se mudó a Nueva York para cumplir sus sueños pero, sin embargo, no lo ha llegado a conseguir por lo que ahora hace malabares con dos trabajos: limpia el ático de un tipo ricachón y es asistente de vuelo para una gran compañía aérea. Jake, en cambio, es piloto de avión y, además, uno de los más profesionales y valorados de su profesión. Su vida es volar y en ella no entra las mujeres a largo plazo... hasta que aparece Gillian. La conoce de una forma un tanto peculiar pero hay algo en el ella que hace que no pueda dejarla pasar. La personalidad y el pasado de ambos chocarán más de una vez pero no pueden negar que la atracción que hay entre ellos genera turbulencias. Una relación prohibida, intensa y llena de sentimientos que hará replantearse muchas cosas a Gillian y a Jake. ¿Dejarse llevar o implicarse?


—Buenas tardes, señor Weston. —Jeff me abrió la puerta—. ¿Qué tal van las cosas por el aire últimamente?
—Turbulentas. —Me dirigí al ascensor, que tenía la puerta abierta y subí al ático, apreciando todavía más no tener que volver a hacer comprobaciones de seguridad cada vez que llegaba a casa.


Fui de las últimas personas a las que le llegó a casa el paquete que llevaba este libro (como siempre suele ocurrir...) así que no paraba de ver que a todo el mundo le estaba encantando y que se estaban llevando muy buena impresiones de ella. Un piloto y una azafata con una relación prohibida. Original y muy atrayente desde el primer momento. Una historia que me había picado la curiosidad desde mucho antes de que se publicara gracias a la editorial, que sabe muy bien poner los dientes largos. Cuando la tuve por fin conmigo no dude en empezarla y desde ahí fue un no parar. La autora tiene una forma muy especial de atraparte con una trama aparentemente simple y sin complicaciones pero con mucho más trasfondo del que te imaginas, de la que no puedes evitar querer saber más y más. Me ha parecido una historia muy bien llevada y explicada para que no haya ningún tipo de dudas ya que al principio puede desconcertar y desorientar un poco. Además, esto también va ligado a que la novela está plagada de conceptos técnicos sobre aviones y la profesión de Gillian y Jake pero todo está especificado y se nota que ha habido una investigación de fondo, lo que es de agradecer. La pluma de la autora vuelve a sorprenderme al ser tan fresca y traernos una historia sexy y divertida y a la vez cruda e intensa. Y luego, está narrada desde el punto de vista de ambos personajes, lo que me ha encantado muchísimo porque ambos eran necesarios de su propia voz en esta historia.

Vayamos ahora con los personajes de esta novela, que dan mucho de lo que hablar:
Empecemos con Gillian, quien quiere cumplir sus sueños y para ello deja el seno familiar (que apenas la apoya) y se muda a Nueva York para buscar nuevas oportunidades. Sin embargo, todo se va viniendo abajo y sus sueños cada vez son más inalcanzables por lo que acaba haciendo malabares con dos trabajos a la vez. En uno de ellos conocerá a Jake, un piloto de avión que desde el primer momento le causa una tensa atracción. Entre ellos empezará un acuerdo que puede, o no, acabar muy mal. Este personaje puede ser el único pero que le ponga a la novela porque no me ha llegado a convencer del todo por varios motivos. Por una parte, me ha parecido que la autora le ha puesto contradicciones al personaje durante toda la historia, en las que nos dejaba ver una mujer fuerte y luchadora merecedora de mucho más que ser un objeto sexual pero que en seguida se venía abajo y acaba arrastrándose. Me ha parecido a la que más tópicos recae encima, como si fuera que se ha escrito porque debía estar dentro de la trama cuando la autora podría haber sacado muchas más cosas que hicieran de Gillian un personaje mucho más atractivo y potente. Aun así, ha sido soportable de leer y no se hace tan insufrible como podía llegar a ser, lo que me ha gratificado mucho.
Luego tenemos a Jake, piloto de aviones de una gran compañía aérea. Lleva volando muchos años y es prácticamente su vida por lo que las relaciones a largo plazo no son una opción para él. Todo cambia cuando entra en escena Gillian, quien por una extraña razón se le ha metido en la piel y no puede deshacerse de ella tan fácilmente. Un pacto sexual es lo único que él puede ofrecerle a ella, pero todo empezará a complicarse, interfiriendo muchos sentimientos. Este es el personaje que se lleva prácticamente todo el protagonismo de la novela. Es muy difícil comprenderlo al principio e incluso puedes llegar a odiarlo por su forma de afrontar las cosas y su actitud en muchos momentos de la novela. Sin embargo, acabas cogiéndole el truco a su personalidad y a su ironía y querrás saber mucho más de él y del porqué de su forma de ser tan hermética y lejana. Me ha encantado como se ha ido desarrollando y todo lo que la autora ha ido descubriéndonos de él poco a poco sin dejar de lado su esencia. Para mí, sin duda, ha sido lo mejor de la novela y estoy seguro de que va a ser muy difícil olvidarse de él.


—¿Capitán Weston? —De repente se puso ante mí un supervisor que parecía diez años más joven que yo—. Capitán Weston, ¿se marcha?
—En cuanto se aparte de mi camino.
—Pero ¿por qué? Su pupilo acaba de hundir el avión en el océano Atlántico.
—No, lo ha hundido en el Pacífico, que es mucho más profundo.
—Esa no es la cuestión.
—¿Y va a tardar mucho en llegar a ella?


Casi cuatrocientas páginas de historia que se hacen demasiado cortas cuando estas te atrapan desde el mismísimo prólogo, sin posible escapatoria una vez que empiezas a leer. Eso sí, la novela es erótica y tiene muchas escenas de sexo además de un lenguaje muy explícito; sin embargo, dado que yo llevo ya muchos libros eróticos leídos no me ha parecido algo alarmante pero es mejor avisar de esto por si acaso. Quiero recalcar también que a pesar de todas esas escenas, que no son pocas, la autora se ha justificado perfectamente a la hora de escribirlas e incluso ha sido capaz de crear una trama que tiene su sólido argumento haciendo que el sexo refuerce mucho más el romance y la credibilidad de todo lo demás. La relación que hay en esta historia entre los protagonistas me ha gustado especialmente por varias cosas. Una de ellas es que no ocurre a la primera de cambio y desde el principio se ve claro que entre ambos hay una clara atracción sexual meramente. Luego va evolucionando pero hay dos bandos definidos en el que ella va manifestando sus sentimientos e intereses y él, a no ser que leas su perspectiva, sigue agarrándose a las reglas.

Y por último, el final de la novela me parece una maravilla. Todo de repente da un giro inesperado que es imposible de adivinar y que cambia todos los esquemas que has ido leyendo y formándote durante el libro. La verdad es que ha sido muy sorprendente y aplaudo a la autora por esa imaginación a la hora de cerrar esta historia porque me ha gustado muchísimo y me he quedado con una sensación muy buena.

En definitiva, Turbulencias es una novela de la que me encapriché en cuanto leí su sinopsis y que, luego, conforme iba leyendo me iba sorprendiendo cada vez más y más. Con una trama de lo más original y bien desarrollada, unos personajes (sobre todo el masculino) que dejan huella y una pluma que te atrapa desde la primera palabra sin escapatoria. Tenéis que leer este libro, os lo recomiendo al 100% si os gusta este tipo de historias románticas-eróticas. 


¿Habéis leído a la autora? ¿Os llama esta novela? 😏😏
¡Dejadme un comentario y os leo! 💗💗

8 nov. 2017

[Reseña] Sueños rojos



La portada de este libro me parece una preciosidad y, obviamente, fue lo primero a lo que se fueron mis ojos. Luego leí la sinopsis y me gustó bastante lo que prometía, así que me acabó entrando la curiosidad. Estuve viendo comentarios en Twitter sobre gente que no iba a leerla por tener un comentario de Anna Todd en la portada pero a mí, la verdad, no me ha importado absolutamente nada y me he aventurado con ella.  

#wattpad #romance (COMPLETED STORY)  When cynical straight-A college student Veronica Strafford gets kicked out of her apartment, notorious basketball player Caleb Lockhart offers her a place to stay. Intensely drawn to her, Caleb wants something for the first time in his life and pursues her. But Veronica's painful...
Sueños rojos nos cuenta la historia de Verónica, una chica que tras no poder pagar el alquiler de su piso la echan a la calle. En un arrebato de rabia por no tener donde vivir, Verónica va a irse de fiesta a bailar y a emborracharse antes de volver a encauzar su vida. Allí se topará con Caleb, el chico más popular de la universidad. Este, tras sentir un flechazo al verla, le propondrá que viva con él hasta que encuentra algo decente y ella, no convencida del todo, acabará aceptando porque no tiene más remedio. Caleb viene de una familia rica y eso se refleja en la casa que tiene. Verónica no se siente muy cómoda con esto, sobre todo, por no tener que pagarle nada a cambio. Conforme va pasando el tiempo la convivencia se hace cada vez más llevadera y ambos se sentirán más cómodos el uno con el otro. Caleb reconocerá lo que siente por Verónica pero ella no quiere terminar de ceder a pesar de todo lo que siente.


—En algún momento tendrás que dar la cara. ¿Por qué te brilla, por cierto?
Frunció el ceño.
—¿Me lo dices en serio? A esto se le llama iluminador. Es maquillaje. Soy una princesa. Brillo. Resplandezco. Soy la dueña de estas tierras.
—Las tierras de la purpurina.
—Exacto. Vas aprendiendo.


Ya antes de empezar a leer este libro había visto y leído alguna que otra opinión sobre la historia que, además, no la ponía del todo mal. Es más, yo no me esperaba una novela de diez ni que fuera a ser la mejor que he leído en mucho tiempo. Sin embargo, ya sabéis que soy mucho de leer este tipo de historias porque, aunque no sean una maravilla y tenga mil tópicos, la verdad es que me lo paso muy bien leyéndolas y las disfruto. Y esto es exactamente lo que me ha pasado con Sueños Rojos. La trama en sí me ha parecido que tiene muchas coincidencias con otras muchas, hay tópicos y estereotipos por todas partes, pero aun así ha tenido sus momentos que me han gustado mucho y partes que tienen unos diálogos y escenas para marcar. Además, la autora tiene una forma de narrar que me ha cautivado. Con una forma de expresarse muy bonita, sencilla y adictiva que no me ha dejado para nada indiferente en ningún momento. Luego, el libro está narrado desde el punto de vista de los protagonistas, Verónica y Caleb, que se van a ir intercambiando de vez en cuando. Esto nos deja tener más amplitud de mira durante la lectura y saber que está pasando con cada personaje en según que momento de la historia. Y hay algún que otro capítulo narrado por otro personaje distinto a los protagonista que no me esperaba para nada y que en un momento dado no caí siquiera en quienes eran jajaja Para mí, alguno de esos capítulos (a no ser que tengan relevancia en el segundo libro) no me han aportada nada interesante...

Vayamos ahora con los personajes de la novela: 
Empecemos con Verónica, quien se ha quedado en la calle tras deber varios meses de alquiler. Para sobrellevar un poco mejor esto se va de fiesta ella sola y allí se topará con Caleb, con quien acabará viviendo en su casa tras la insistencia de este. Este personaje me ha sorprendido porque no me esperaba que tuviera esa personalidad tan desconfiada y reticente a entregarse a alguien cuando son más que evidente los sentimientos de la otra persona. Me ha gustado mucho como la autora le ha dado justificación a esto por su pasado y lo mucho que se refleja en el personaje. No es una chica para nada manejable y podemos decir que no es tan buena como puede parecer. Sí que es verdad que llegaba un momento que parecía cabezonería pura pero no se hace para nada irritable y la lectura se hace bastante llevadera con ella.
Y luego tenemos a Caleb, quien tras ver a Verónica en la pista de baile siente un flechazo inmediato por ella. Cuando le cuenta que esta sin donde poder vivir le propone hacerlo en su propia casa, con él. Para su sorpresa acepta y todo se volverá mucho más interesante. Con este personaje me ha pasado lo mismo que con Verónica. Me ha sorprendido mucho porque, de nuevo, el chico malo y popular por el que todas las chicas se muerte tiene un lado tierno y romántico que saca muy a menudo sin avergonzarse. Esto es lo que más me ha gustado del personaje; que estuviera todo el tiempo siendo capaz de expresar sus sentimientos sin miedo porque sea un chico y no deba hacerlo. Además, es muy fácil encariñarse de él. Y lo único de lo que tengo pega de Caleb es ese toque posesivo que tiene en ciertos momentos que me chirriaba demasiado. 


—Ojalá estuvieras aquí conmigo. Echo de menos tus besos —susurró
Me aclaré la garganta y respondí.
—Yo también. Sabes que mañana no te acordarás de esto, ¿no?
—Sí que me acordaré —replicó.
—No, no te acordarás. Pero yo sí —Suspiré—. Red…
—¿Sí, Caleb?
—No me rompas el corazón.


La novela, a pesar de tener casi cuatrocientas páginas, no me ha durado más de dos días. Los capítulos son muy cortos y siempre tienen algo que te anima a seguir y seguir leyendo hasta acabar en la última página. En ningún momento la historia se me ha hecho pesada o aburrida, al revés, se te hace demasiado adictiva. Tiene toques muy interesantes y de tensión que te tienen pegada a las páginas sin poder soltar el libro. Luego, la relación de los dos personajes principales sufre un instalove que, en mayor o menor medida, no me ha importado demasiado porque no lo he visto de una forma tan exagerada. Es más, puede darse más al principio sobre todo por parte de él, pero luego se va dando de forma gradual y poco a poco, haciendo incluso que me olvidara por completo de él. Tiene escenas que me han parecido muy bonitas y acordes con la historia que me han hecho disfrutar mucho más de ella. Y otra cosa que no quería irme sin comentar en esta reseña es que porque Anna Todd aparezca en portada esta historia no tiene nada que ver con los libros de After. Son como el agua y el aceita. Nada que ver. Así que si os gusta este tipo de novelas y os estáis pensando mucho si leerla o no por esto ya os digo yo que os animéis con ella. Lo de Anna Todd es un simple comentario y nada más.

Por último, el final de la novela, la verdad es que me lo esperaba muy distinto a como lo ha hecho. Con esto quiero decir que este tipo de historias suele tener un final sorprendente que te deja con muchísimas ganas del siguiente pero para mi parecer todo termina de una forma muy tradicional y simple. A pesar de esto tengo ganas de leer el siguiente y estoy deseando tenerlo en mis manos para poder hincarle el diente y ver como continúa esta historia.

En definitiva, Sueños Rojos es una novela que escogí leer porque es muy de mi estilo y suelo disfrutar mucho de estas historias. Y exactamente esto es lo que ha pasado. No ha sido el libro de mi vida pero la pluma de la autora me ha enamorado, los personajes me han gustado y la trama me ha parecido interesante y adictiva.


¿Os llama la atención? ¿Lo leeríais? 😏😏
¡Dejadme un comentario y os leo! 💕💕